sábado, 16 de septiembre de 2017

COLORES VERDADEROS ( RELATO, SEGUNDA PARTE )


Cuando salió del edificio de la Rambla de Cataluña donde la doctora Gelabert tenia su despacho, Rosana decidió volver paseando hasta el piso de la calle de París que compartía con Ernést. No le apetecía tomar el metropolitano, y tan solo había una única estación de trayecto.
Además, el paseo le serviría para poner en orden sus ideas y reflexionar un poco la sugerencia que le habia hecho la Gelabert.

Así que enfiló la avenida Diagonal hasta el cruce con París, y siguió por su extensa y larga calle rumbo a su casa.

Paseaba sin prisas, contemplando los escaparates de las tiendas. Papelerías, joyerías, algúna pastelería y diversos bares y restaurantes fueron quedando a sus espaldas.
Era una tarde agradable de verano. Las tormentas del dia anterior habian rebajado considerablemente las bochornosas temperaturas de los dias pasados.

Tomó asiento en una terraza en la esquina de la calle Villarroel. Total, solo eran algo más de las cinco de la tarde, y no tenía prisa por llegar a casa.

Se sorprendió a si misma pidiéndole un bourbon sin hielo al joven camarero que atendía la terraza. No tenia por costumbre beber alcohol. 
Las pasadas navidades, un proveedor de la inmobiliaria de su marido, les habia enviado una pequeña cesta de Navidad como obsequio. Ente las botellas, había una de Bourbon de Kentucky. 
Probó aquél licor al final de una de las comidas navideñas en casa, a la hora del café.  Le agradó aquel sabor a madera profunda, la calidéz en la garganta, y el pellizco posterior del alcohol en el estomago que le había achispado levemente.

Observó la cara de pasmo del camarero cuando le pidió su consumición, y que al mismo tiempo aquél joven canalla le echaba una descarada ojeada a su escote, aprovechándose de la perspectiva que de ella tenía al estar en pié.

Cuando aquél descarado le trajo el licor, le pagó la consumición con tal de quitárselo de encima inmediatamente.  En otras circunstancias, no le molestaban las miradas libidinosas de los hombres. 
Tenía y había tenido siempre un físico atractivo, y miles de veces había descubierto a algún descarado recreando la mirada con sus curvas. 
Pero aquella tarde se sentía sensible y molesta, y lo último que apetecía era soportar a algún baboso contemplando el canal de sus pechos con expresión de idiota.
Le dió un sorbo al vaso, paladeando el licor. No sabia como poner en marcha la sugerencia de la doctora Gelabert.

Quince años de matrimonio podía parecer mucho tiempo, pero Rosana tenía la sensación de que en todo este tiempo no había llegado a conocer a fondo a Ernést. No había llegado hasta la esencia de él. No como para conocer del todo sus sueños y sus fantasías. Su auténtico yo.

¿ Y si desconocía eso, cómo conseguiría invocar su deseo, su auténtico deseo ?.

Se levantó de aquella terraza, y continuó con su paseo rumbo a casa.
Algo más adelante, reparó en que había una tienda nueva en la calle. Era uno de esos bazares chinos que habían proliferado tanto en los últimos años. El local era grande, y los artículos aparecían bien ordenados en las estanterías, al contrario que algunas de las tiendas similares que ya conocía
Parecía haber un poco de todo, y decidió echar un vistazo a la tienda para olvidar una rato sus cuitas. Efectivamente, en aquella tienda había un poco de todo. Tomo nota mental de ello, el local estaba relativamente cerca de su casa, y podía suponer la solución a algúna pequeña emergencia.

- Si hasta tienen "tangas" con bordados extravagantes, ¡¡ que barbaridad !!.

No se imaginaba a si misma vistiendo una de aquellas braguitas mínimas decoradas con motivos horteras, y con un incómodo cordón  entre sus nalgas.

Aquella noche cenaron juntos a una hora razonable. Ernest había vuelto a casa nada mas cerrar la oficina, y contemplaban juntos el telediario de la noche mientras apuraban sus platos.

En la pantalla, aparecía la ministra de Defensa, haciendo unas declaraciones acerca de la tensa situación política que se vivía en Cataluña :

- " El referéndum ilegal en Cataluña, o el intento de realizarlo es una cuestión puramente política y administrativa que se va a resolver con los mecanismos legislativos de los que dispone el estado. En ningún momento hemos contemplado la movilización de ninguna unidad militar, ni tan solo las que están destacadas en Cataluña. Esos rumores sobre una supuesta movilización militar son un infundio de los separatistas que...... ".

Rosana miró de reojo a su marido en silencio. Advirtió una extraña expresión en su cara, que ella ya conocía bien. 
Era la misma expresión de cordero degollado que el ponía cuando miraba a alguna mujer que le atraía

- ¡¡ Vaya, no nos van a mandar a los tanques para sojuzgarnos, nena !!. Algo es algo, no nos van a bombardear esta vez. Por cierto, esta tia tiene aspecto de morbosa, y parece que lo de mandar en los militares la "pone"

Rosana no respondió, pero no se le había escapado nada del lenguaje no-verbal de su marido.

- Si, si, "morbosa". El morbo es el que sientes tú por ella, so idiota.- pensó.- Yo, muerta de asco y aburrimiento, y a tí te excita una pija de derechas vestida con traje-chaqueta.

Rosana sintió el mordisco de los celos durante unos instantes. Después de la cena, ordenando la cocina no podía desprenderse de la imagen de la ministra, y la expresión de deseo que había visto en Ernesto. De repente, la asaltó una idea que al principio creyó disparatada, pero que en los siguientes minutos, y en la paz de la cocina fué tomando forma en su mente.

- Si lo que te vá es el morbo, ¡¡ vas a tener morbo, Ernést !!.

Una vez acabado el trabajo en la cocina, se sentó en el sofá junto a él. La televisión emitía una serie sobre los bajos fondos de Nueva York, poblada de mafiosos italianos. Rosana no prestaba demasiada atención a lo que contemplaba, seguía dándole vueltas a aquella idea disparatada.

En un momento dado, mientras en la pantalla transcurría una venganza siciliana, a Rosana se le escapó una risilla tonta.

- ¿ De que te ries cariño ?.
- Cosas mias, Ernest. Hoy me ha sucedido algo gracioso en la calle, solo lo estaba recordando.
- ¿ Ah si, que te ha pasado ?.
- No tiene importancia, tan solo una tonteria.

En la pantalla, el "Don" mafioso jugaba con un gatito sentado en el sillón de su despacho.



( Continuará )









miércoles, 13 de septiembre de 2017

COLORES VERDADEROS ( RELATO, PRIMERA PARTE )


Rosana salió de la consulta de su sexologa, y pulsó el conmutador del ascensor. Cuando este llegó a su planta, entró en la cabina y accionó el botón de la planta baja. El espejo de cuerpo entero del fondo de la cabina le devolvió su imagen. 

La de una mujer que rozaba la cuarentena, con algúna leve arruga en el rostro, pero que conservaba muy bien la belleza de su juventud. Desvió la mirada hacia su cuerpo. Palpó sus pechos bajo la ropa. 
Tenía un par de "buenas razones" de la talla noventa y cinco que seguían desafiando insolentes a la ley de la gravedad. 
Noto como sus pezones se erizaban rebeldes al roce de sus manos sobre la ropa. Tanta abstinencia provocaba que se le disparasen al más mínimo estímulo. 
Su vientre apenas había aumentado en los últimos quince años con una leve lámina de grasa, y sus piernas seguían siendo igual de atractivas como en la primera época de su matrimonio, cuando Ernést se dormía cada noche acariciandolas suavemente.

Su cuerpo no había padecido los estragos que la maternidad habian hecho en algúna de sus amigas. No había hijos en su matrimonio.

- Sigo estando muy deseable, como dicen la niñas de ahora : "como un queso".

Cuando salió a la calle, las palabras de la doctora Gelabert, su sexóloga, seguían resonando en sus oídos :

- Si queremos resultados diferentes, tenemos que hacer las cosas de una manera diferente.

Al principio, creyó que la inapetencia de Ernést era algo pasajero debido al estrés y las preocupaciones de su trabajo en la inmobiliaria. Habian sido muy duros los dos primeros años de la crisis para el negocio de Ernést, se salvó por los pelos de tener que echar el cierre definitivo al negocio familiar. 
Pero para cuando las cosas fueron mejorando, Ernést seguía estando desmotivado para con el débito conyugal.

Después Rosana creyó que debía existir otra mujer en la vida y en la cama de Ernesto. Un més de seguimientos por parte de un detective privado echó por tierra una posible infidelidad : Ernést era un santo varón que solo vivía para trabajar y para asistir a las reuniones de la ejecutiva de su partido.

Al principio había casi arrastrado a Ernést a un la consulta de un andrólogo, que diagnosticó que él no padecía ninguna disfunción física que le impidiese mantener una relación sexuál normal con Rosana
Fué aquél doctor quién les recomendó a la doctora Gelabert como sexóloga para reorientar el "problema" .

Pero a la tercera sesión de terapia, sin ninguna mejora, Ernést se había desentendido completamente de las visitas a la doctora Gelabert. Y Rosana, tambien dejó de pedir hora con la consejera.

En casa, el "tema" era convenientemente esquivado en las conversaciones de ambos. 
Para Rosana, el dormitorio se había convertido en un páramo desierto inhabitable cuando compartía cama con él, y en el escenario de sus fantasías sexuales solitarias las noches que Enést llegaba tarde tras las reuniones de la ejecutiva, que últimamente, con la preparación del referéndum, se habían multiplicado por cuatro.

Sucedió hacia una semana. En una de esas medianoches solitarias, sus manos habían vuelto a deslizarse hacia su sexo buscando una alivio solitario. Cuando llegó al clímax, Rosana se sorprendió pensando en el cuerpo desnudo del vecino del ático, un veinteañero surfista algo atolondrado y "hortera", pero con un cuerpazo atlético.
Culminó en un orgasmo fuerte e intermitente, que fué y volvió durante varios minutos sacudiendo cada terminación nerviosa de su cuerpo hasta la extenuación.

Cuando aquél trueno sensorial se desvaneció en el interior de su cuerpo, ella se relajó suspirando. No existía nada tan triste como no poder compartir aquél chorro de sensaciones con nadie.
Se desperezó estirandose como una gata, y decidió darse una ducha antes de dormirse sola en la cama.

Tras la ducha, cuando regresaba al lecho, se sorprendió hablándose a si misma  en voz alta :

- Esto no puede seguir así,acabaré volviéndome loca, o cometeré alguna barbaridad de la que       después me voy a arrepentir.

Al dia siguiente, llamó a la doctora Gelabert para pedir cita.



( continuará )






jueves, 7 de septiembre de 2017

LA PRUEBA DEL NUEVE DEL INDEPENDENTISMO



Batea es una pequeña población del sudoeste de Tarragona perteneciente a la comarca de la Terra Alta.

Un municipio con su base económica asentada en la agricultura, y mas concretamente en la viticultura. Sus bodegas están enmarcadas en la denominación de origen "Terra Alta" y gozan de un merecido prestigio en el mundillo del vino.

Su población roza los dos mil habitantes, y ha resistido bastante bien la progresiva despoblación que han sufrido muchos municipios de la Cataluña interior, gracias a su actividad vinícola, que ha experimentado una cierta resurrección económica en las ultimas dos décadas.

Un lugar como tantos de la Cataluña profunda cuyos horarios se rigen por la salida y la puesta del sol, y donde la vida transcurre plácidamente y sin demasiados sobresaltos.

Hasta que en el pasado mes de Julio, el alcalde de la población, Joaquim Paladella, amenazó con pedir la "salida territorial" de su población de Cataluña, y su incorporación a la comunidad autónoma de Aragón.

El señor Paladella milita y es alcalde por la formación Unió Per La Terra Alta, un partido local que defiende los intereses de la comarca. 

El motivo de las amenazas del señor Paladella, es la presunta falta de inversiones de la Diputación de Tarragona y de la Generalitat en el municipio. Concretamente, está pendiente de ampliarse una residencia concertada para la tercera edad. Una ampliación que a pesar de estar prometida al municipio, no acaba nunca de llevarse a cabo, ni hay fecha prevista de entrega.

Y la gente de Batea tiene relativamente sencillo realizar esto que puede parecer imposible o difícil : los limites que dan a poniente del término municipal, lindan directamente con la provincia de Teruel.

El alcalde Joaquim Paladella tan solo tiene que convocar una consulta a los vecinos censados del pueblo, preguntándoles si quieren seguir siendo catalanes, o prefieren ser aragoneses.

En los tiempos convulsos que vivimos, la ocurrencia del señor Paladella provocó un pequeño seísmo en la vida política catalana  ( ver enlace ).

Lo que más me sorprendió de todo el asunto, fueron las declaraciones  de la Asamblea Nacional de Catalunya ( ANC para los amigos ), una asociación presuntamente civíl muy activa a favor de la independencia, y de cuya formación procede Carme Forcadell,  presidenta del Parlamento de Cataluña.

El portavoz de la ANC dice sentir : "indignación, vergüenza e impotencia por la posición del alcalde de Batea" y que "no vale todo para conseguir unas plazas de residencia".

De las declaraciones del portavoz de la ANC me quedo con lo de "no vale todo".

Esta es la "prueba del nueve" del sentido democrático independentista

Por lo visto, no piensan lo mismo del lamentable espectáculo en el Parlament que tuvimos que soportar con vergüenza ajena ayer los catalanes.


¿ Referendum? , ¿ democracia ?.  ¿ Que democracia ?.

No, no vale todo.






sábado, 2 de septiembre de 2017

DIA DEL ORGULLO FANTASMA



No soy de los que cuando eligen un bar, restaurante o local de hostelería, siga las recomendaciones de las redes sociales, ni de las críticas o recomendaciones que hayan puesto en ellas los anteriores clientes o presuntos clientes de ellos.

En primer lugar, porque tenga ya una cierta variedad de locales a los que suelo acudir cuando el bolsillo nos permite darnos un homenaje gastronómico, y también porque suelo fiarme del criterio de mis pocos amiguetes al recomendarme algún lugar nuevo o desconocido.

También he de advertir que en la mesa soy un tipo de gustos bastante sencillos, lejos, muy lejos de las florituras gastronómicas tan en boga últimamente.  

Tan solo pido que sea un lugar donde haya honradez en los fogones, tanto en la calidad de la materia prima de los platos sencillos que me zampo, como en su elaboración.

A pesar de lo reacio que soy ante algúnas de las nuevas tecnologías, tengo que reconocer que lo de "Google Maps" incorporado al móvil es un buen servicio para los que nos movemos con alguna frecuencia en lugares poco conocidos. Es impagable el poder echar un vistazo a un mapa con geolocalización instantánea cuando uno está buscando una dirección en una calle o barrios desconocidos. 

De vez en cuando, al consultar los mapas, recuerdo con algo de nostalgia aquellas guias urbanas de la Editorial Pámies, que tan útiles me fueron  en el pasado, y que ahora son objetos de coleccionismo ( aún conservo la última edición que compré allá por 1.994 ).

Al principio de usar el servicio de Google Maps, me sorprendían las encuestas de la empresa acerca de los locales de hostelería que frecuento, y me aficioné a leer las críticas y comentarios que otros usuarios habían hecho del lugar.

Pura curiosidad, ya digo que muy poco me influyen las opinione ajenas sobre un local que yo conozca previamente. Sencillamente curiosidad y certificar lo ya conocido.

La mayoria de las críticas suelen se equilibradas y respetuosas, algunas resaltando con amabilidad y buenas maneras algún posible fallo o servicio indebido o mejorable.

Pero siempre he constatado que hay algunas que suelen ser demoledoras y catastróficas para la casa. El denominador común en estas crìticas casi insultantes : no se identifica claramente el autor, suele esconderse bajo algún seudónimo mas o menos elaborado. Anonimato total.

Y así, lo que podria ser una encuesta bastante fiable de usuarios, con un uso correcto, se convierte en una sarta de despropósitos y mentiras para los que ya conocemos el local previamente, y en algo inquietante para quien no lo conoce.

Y para el propietario o el administrador del sitio, un auténtico suplicio y un descrédito para su profesionalidad. 

El colmo de este juego perverso que hacen algúnos con el prestigio y la respetabilidad ajena ha tenido lugar a principios de esta semana.

Un "supuesto" cliente, hace una crítica en la plataforma de Google, de los servicios de un hotel en Pamplona, ¡¡ que aún no se ha inaugurado !!.

El administrador "colgó" una respuesta cargada de gracia e ironía que reproduzco aquí debajo.





Todo un compendio de fina ironía
No creo que haya sido un error involuntario, mas bien ha sido alguien que se dedica sistematicamente a colocar críticas destructivas en toda encuesta de Google que se le pone por delante No hay mas que situarse unos minutos en la puerta del local, para acceder a la ficha del mismo y colocar el comentario que se desee. 

También podría ser cosa de un competidor a quien no le haga ninguna gracia un nuevo hotel en la vecindad, que de todo hay en este mundo.

Otro caso ha sido el de una señora, la cuál se quejaba amargamente en Google de que en un restaurante de una pequeña población se hubiesen negado a servirle un menú infantil a su "chiquitín" de quince años de edad. La respuesta del dueño del local fue directa y sin ambages :


- " Yo, con quince años, ya me almorzaba medio conejo ".

Pués sí, también un  servidor, con quince años de edad comia considerablemente mas que en la actualidad.

No se que me produce mas risa, si la franca respuesta del restaurador, o imaginarme al "chiquitín" de quince añitos, zampándose unos macarrones con tomate y equipado con un babero de esos en los que se puede leer : " Come y Calla".

Indudablemente que nos asisten nuestros derechos como consumidores, pero además existe el sentido común, y el sentido del ridículo.

Volviendo al principio, hasta que no se regule por ley el verter injurias e insultos en las redes de forma anónima, compadezco al los que padecen los ataques gratuitos de estos perturbados.

Porque puedo entender al que quiere sacar un provecho material al insultar y desprestigiar a otro. Pero el insulto gratuito, sin ningún beneficio personal,  es cosa de imbéciles.

Cuando era un adolescente, y algo mas adelante, existía un término para referirse a alguien que impostaba unos conocimientos que no tenía, o que fantaseaba con un estatus social superior al suyo : "fantasma". Ahora este calificativo ha caído en el desuso.

Era el peor insulto que podían dirigirte en nuestras interminables tertulias juveniles que manteníamos sobre literatura, música o cine : "Anda, largo por ahí, so fantasma, que vas a opinar tu sobre Kúbrick si solo has visto una de sus películas".

Y creo que seria muy adecuado para estos indeseables por una doble razón : mentir y además, mantener oculta su identidad.

Propongo que se celebre un "Día del Orgullo Fantasma" anual, para que puedan emerger de sus rincones y agujeros donde teclean continua y enfermizamente, a la luz de sol, y desfilen todos juntos reivindicando su derecho a la estupidéz. 

Aunque sea cubriéndose la cara con unas gafas de sol y la capucha de la sudadera.





domingo, 27 de agosto de 2017

NO TENGO MIEDO / NO TINC POR / I NOT SCARED

Fuente : Agencia EFE.

Lo que ahora escribo aquí, es fruto de una reflexión de dias. Los que median entre la trágica tarde del atentado en Las Ramblas de Barcelona, y la tarde de ayer, con una manifestación que me pareció patética y vergonzosa, que en nada ha sido un homenaje a aquellos que realmente nos importan : las víctimas mortales y los heridos provocados por un grupo de criminales.  

Y es una autentica lástima, los barceloneses y por extensión los catalanes siempre hemos sido empáticos y generosos con los que sufren. Solo hay que ver los ejemplos que nos dieron en aquella tarde mortal los agentes de la Guardia Urbana y los Mozos de Escuadra, el de los comerciantes y empleados de los negocios y tiendas de la zona, los hoteleros, los taxistas, y en general, todos aquellos que contemplaron la barbarie y sin pensarlo dos veces, corrieron a auxiliar y a ayudar a los atropellados.

Lo que me ha motivado finalmente a escribir esto, ha sido un comentario de mi amigo Miquel del "blog" Tot Barcelona, reconociendo que siente inquietud al atravesar el barrio del Raval en Barcelona, y contemplar a tipos barbudos con sayones hasta los tobillos, y a mujeres envueltas en un " niqab" del que solo emergen dos ojos.

A mi, no me inspiran ningún miedo, tan solo siento lástima por ellos, por llevar al extremo algo que tan solo son supersticiones e ignorancia que nada tienen que ver con la auténtica religión. 

Tan solo son costumbres tribales que algún ulema se sacó de la manga para tener más controlado al "su" rebaño ignorante, que eran incapaces de leer e interpretar por si mismos el Corán. Y ya se sabe, las costumbres se convierten en normas, y las normas,  en leyes.

Si, lástima y algo de pena.

Porque la vida es algo muy valioso como para no vivirla con plenitud y libertad.

Lo de no sentir miedo, en mi caso ha sido algo gestado en mi peripecia vital. Ya he contado algúna vez que sufrí en mi persona un atentado de ETA V Asamblea allá por el año 1.981.

Grácias a la casualidad y a la robusta construcción del viejo "Marqués de la Ensenada", los veinte kilos de plástico explosivo de aquellos criminales no causaron ninguna baja en la tripulación del barco, ni hicieron estallar por simpatía las abundantes municiones de 127 milímetros que acarreabamos a bordo.

Por aquella época, no existía ni remotamente el concepto de la ayuda psicológica a las víctimas de un atentado. Y ahora reconozco que yo la habría necesitado entonces, aquello me provocó meses de pesadillas y una cierta psicosis.

Pero el ser joven, tener por delante un proyecto de vida, ayuda bastante a relegar esas sensaciones a la trastienda del alma. Y también decidí que ya que la providencia o la casualidad me habían obsequiado con una segunda oportunidad de vida, debía aprovecharla cada segundo, cada minuto.

En resumen, el ser consciente de que un servidor respira todavía por una puta casualidad, ayuda bastante a deshacerse de los miedos, como diría Timoteo.

Después está la perplejidad.  Cataluña, Ripoll no son ni de lejos Afganistán, Siria, Iraq, o alguno de esos infiernos que coexisten en nuestro tiempo con nuestra civilización en la Europa del siglo XXI. Tampoco aquí tenemos los suburbios miserables del extrarradio de París o de Bélgica, con tasas altas de desempleo y de fracaso escolár.

He escuchado hasta la saciedad estos dias lo inexplicable del comportamiento de estos jóvenes de origen árabe de Ripoll.

No hay que buscar mas explicaciones que el adoctrinamiento fanático al que fueron sometidos durante meses por ese delincuente común que se hacía pasar por un Iman respetable.

El paralelismo que nos puede ayudar a entender este fanatismo, está en las tropas Waffen SS que usó Hitler en la Segunda Guerra Mundial .

-Se les imbuía el concepto de pertenecer a  la "élite de la raza ária y alemana", fomentando entre ellos el espíritu de pertenencia a un grupo, con el fomento de camaradería y hermandad, el sentimiento de ser un elegido para una "causa sagrada".

- Una parte de adoctrinamiento racista que recibían, incidía en la "cosificación" del enemigo o adversario. El deshumanizar a los otros, transformándolos mentalmente en "cosas" o "animales". Particularmente aplicaron este concepto en la lucha en el este, contra las tropas soviéticas. Es mucho más fácil matar sin piedad a alguién si no lo consideras como a un ser humano, digno de piedad y conmiseración.

-Los Waffen SS fueron las tropas mas temibles a las que se enfrentaron los aliados, y las mas duras a la hora de rendirse a la superioridad aliada. La doctrina fanática, y dosis desmesuradas de "Pervitín", un fármaco estimulante a base de anfetaminas que aquellos chicos consumían como si fuese regaliz, transformaron en demonios psicópatas a aquellos jóvenes alemanes.  Una psicopatía imbuida externamente, no propia, ni una degeneración natural.

A eso es a lo que nos enfrentamos, a fanáticos ideologizados por alguien, sin justificación sociológica ninguna, a pesar de lo que digan los patéticos neo-comunistas de familia-bién de la CUP.

A quien le corresponda, que tome buena nota de todo esto, si queremos evitar que en un futuro se vuelva a repetir el mismo atentado, con diferentes protagonistas, y otras víctimas nuevas.

Es lo mejor que pueden hacer, no encabezar manifestaciones con una pancarta cuando ya nada tenga remedio.

No tengo miedo, no puedo darme el lujo de tenerlo. Y el mejor homenaje que podemos hacer a las víctimas, es vivir con normalidad.

Y defender nuestra libertad y nuestra forma de vida, por encima de santones, hechiceros, dioses coléricos y demás supersticiones. Nos ha costado mucho tiempo y mucho sufrimiento el disfrutar de nuestras bien ganadas libertades civiles.


viernes, 25 de agosto de 2017

APUNTES DEL NATURAL


Tiempo de dejar reposar el pegamento, las pinturas y
el aérografo, aquí construí y pinté  el Phantom F-4
durante los pasados meses entre Noviembre y Júlio.




Tiempo de buscar aires mas frescos y costas mas verdes.




Con playas casi infinitas y poco concurridas.


De probar otros licores y otros sabores.
No hay que hacer demasiado caso a la marca,
un servidor ha catado orujos gallegos aún mas `potentes
que este.
 La etiqueta, puro marketing para los "valentones", 
como dicen por México.


Incluso en el paraíso puede haber altercados, líos, discusiones y diferencias,
que tiene que resolver la autoridad. La condición humana.


En cambio, estos dos se tomaron muy en serio lo de relajarse a la hora de la siesta.


Hubo chaparrones de verano vivificantes que enfriaron el ambiente,
cosa que agradecí profundamente al dios de los vientos.


Tiempo hubo incluso para hacer inventario de nubes.


De levantar la vista y contemplar atardeceres casi mágicos.


De buscar el techo de las tierras de Galicia, mirando a las nieblas
por encima del hombro, y sentirme mas cerca del cielo.


De recorrer las cicatrices que han dejado sobre la tierra nuestros ancestros en forma de caminos milenarios.


De tener unas vecinas la mar de plácidas y tranquilas.




De contemplar una iglesia algo peculiar, que recuerda mas a una iglesia baptista del
profundo sur en Estados Unidos, que a una iglesia católica del noroeste hispano, en fin..


Todo habría sido perfecto, de no ser por un inoportuno ataque de lumbago agudo, del que me estoy recuperando aún.

Y sobre todo, por el tremendo despropósito y la furia homicida de los hijos del la locura y el odio.

Estamos de vuelta, con los nervios ya templados, y con el corazón helado por unos miserables asesinos.

jueves, 3 de agosto de 2017

HUIR




Ha llegado el momento de huir.

Huir del ruido continuado buscando el estallido del silencio, solo roto por el canto de los vientos.

Huir de las multitudes, buscando las sendas de la soledad entre los bosques.

De trepar por las peñas del viejo monte, buscando el dolmen de la cumbre, para acariciar sus milenarias piedras buscándoles su significado, preguntando sin esperar respuesta.

De sentarse al atardecer en la puerta del viejo granero, escuchando las lejanas esquilas del ganado retornando a la aldea por caminos casi eternos.

De ver el sol perderse en el horizonte, y encenderse el palio de estrellas que marcan la ruta de Finisterrae.

De silenciar mis pensamientos y escucharme a mi mismo.

De volver a respirar.

De dormir sobre la almohada de la tierra bajo el viejo manzano.


P.D.

- Os escribe Timoteo, el hermano pequeño del  "chiflao"  de Rodrigo. Nos largamos de vacaciones, como de costumbre al quinto co.. ( piiiip), alejados de la civilización, y sin un solo bar en quince kilómetros a la redonda.  Rodrigo estará encantado, los perros aún más, y un servidor, ¡¡ desesperado !!.

Volvemos a final de mes, si es que no nos han devorado los lobos, o algún oso despistado.

Feliz descanso para vosotros también